Almuerzo Labordetiano


Buenas tardes, compañeros y amigos comensales:

Con esta actividad, concluimos el Homenaje tributado este curso a José Antonio Labordeta en el instituto “Gran Capitán”, en todas las facetas por él abordadas:

  • Hemos leído, jugado y recitado sus poesías.
  • Hemos presentado y cantado sus canciones y las de otros cantautores por la Libertad.
  • Hemos visto y trabajado sus episodios de Un país en la mochila, en español y en inglés.
  • Hemos repasado su vida y su obra, a través de carteles, a ritmo de rap, o con el Trivialabordeta.
  • Hemos resuelto problemas matemáticos, con su figura como eje central de los enunciados.
  • Hemos soñado utopías con su himno libertario.
  • Hemos viajado a su Zaragoza de todos los demonios” y paseado por los escenarios labordetianos de su ciudad natal.
  • Hemos diseñado cartelería, marcapáginas y hasta etiquetas para los despachos del centro.
  • Nos hemos lavado las manos, reciclando su frase más famosa.
  • Hemos presentado todos nuestros trabajos en el universo digital para la posteridad.
  • Hemos disfrutado contemplando la trascendencia plástica del estribillo más famoso de nuestra generación, junto a caricaturas ad hoc y acuarelas varias…

No sé si me olvido de algo; si es así, completad la lista, por favor.

Y, por fin, nos quedaba disfrutar de la faceta de gastrónomo y enólogo de José Antonio, que también en esto fue precursor. Y es lo que hoy nos reúne en torno a estas mesas. Las sugerencias que nos hicieron hace unos meses, Paula y Fede, magníficas cicerones en la capital maña, “han tomado cuerpo” y vistosidad hoy.

Han sido unos meses muy intensos de vivencias y ejercicio de la pluralidad creativa. Poco a poco, hemos ido andando el camino, portando en nuestra mochila didáctica la ilusión, como buena compañera de viaje. El trayecto, en compañía de compañeros y alumnos (José Antonio lo sabía bien), es lo más gratificante que nos ofrece el tipo de enseñanza en el que creemos firmemente y que nos permite compartir conocimientos y emociones a profesorado y alumnado.

Es un honor contar con la presencia de Paula y Fede, y el apoyo incondicional desde los inicios de este Homenaje de ellas dos, de Juana de Grandes y de toda la familia Labordeta.

Gracias a ellas, a la Fundación, y a todas las personas implicadas en el Homenaje, presencialmente o desde la discreción de la labor callada. También esto último nos acerca al magisterio de Labordeta.

¡Buen provecho!

Carmen Jurado



Almuerzo